Utilizar contenedores marítimos como aulas universitarias de dos pisos ha sido una rápida solución ante la escasez de espacio del campus Bard College en Hudson Valley, en Nueva York.

Además de una solución eficiente y económica, su instalación fue sorprendentemente rápida, puesto que se montan en tan solo cuatro horas. 

 

El proyecto de Bard College

Vista la falta de espacio que estaba sufriendo el campus de la universidad, la propuesta fue construir espacios multidisciplinares en contenedores marítimos reutilizados

Los contenedores fueron reacondicionados como aulas y para asentarlos en su lugar solo fue necesario crear una base para que actuara como cimientos.

Una vez colocados, se hicieron algunos retoques finales y se realizaron las conexiones al suministro eléctrico y de agua.

 

El diseño de los contenedores marítimos como aulas

Para las aulas se utilizaron dos contenedores estándar, creando un edificio rectangular de dos pisos que ofrece 30 metros cuadrados por planta y en su interior cuenta con espacios adaptados para reuniones y clases.

Lejos de querer ocultar los materiales de construcción, la estructura de los contenedores marítimos se ha dejado completamente a la vista, sin ningún revestimiento; simplemente se han pintado de color gris antracita.

Las múltiples funciones de estas instalaciones se desarrollan a través de un diseño eficiente de espacios flexibles. Son plantas abiertas que se adaptan a reuniones, conferencias, exposiciones, talleres…

Además, sus escaleras interiores pueden utilizarse como asientos tipo auditorio para conferencias de mayor asistencia.

La puerta lateral acristalada puede abrirse, así la sala principal de doble altura queda abierta hacia el patio y, al mismo tiempo, permite la posibilidad de crear un escenario para conciertos y eventos teatrales. 

Al mismo tiempo, la situación de esta instalación hace que estos espacios queden enmarcados por las bonitas vistas del exterior y hace que se pierdan los límites entre el interior y el exterior.

 

Una solución asequible y flexible

La utilización de contenedores marítimos como aulas, ya sean universitarias, para guarderías, de secundaria o primaria, es una solución asequible para necesidades urgentes y permanentes para todo tipo de espacios.

Estas pueden adaptarse a todo tipo de necesidades, desde aulas convencionales o multidisciplinarias hasta aulas de música donde se necesite insonorizar el espacio de trabajo. 

Una solución muy versátil y de fácil instalación, que se engloba en el movimiento de arquitectura modular y sostenible, que cada vez ofrece más y mejores soluciones. 

¿Quieres realizar un proyecto en un contenedor marítimo? En ZARCA contamos con los mejores profesionales que pueden realizar todo tipo de proyectos en transformación de contenedores. ¡Contacta con nosotros!

Recommended Posts